Una familia mantuvo encerrada 20 años a una mujer para que no tuviera novio


La policía la encontró desnutrida y atada a la cama.

Marisa Almirón, de 42 años, sufrió un calvario provocado por su propia familia. La mujer con problemas psicológicos fue rescatada por la Policía de Santa Fe, que la encontró desnutrida, en completo estado de abandono y atada a una cama de su casa de Venado Tuerto donde estuvo encerrada por 20 años.

El hallazgo se produjo porque una vecina, que escuchaba los ruegos de la víctima, hizo la denuncia en la Comisaría de la Mujer.

Sin embargo, no era la primera vez que lo denunciaba, ya lo había hecho hacía 12 años cuando escuchó los primeros gritos.

Según se supo, la mujer había sido encerrada hace 20 años por su papá quien la había castigado por “tener novio”, y cuando éste murió, el hijo mayor continuó con la tarea.

Cuando la policía ingresó a su domicilio de Dorrego 2344, en el barrio San José Obrero, de Venado Tuerto, al sudeste de la provincia de Santa Fe, la encontró con signos de desnutrición, desnuda y atada a la cama. La víctima fue derivada al Hospital Gutiérrez donde permanece internada.

La policía pudo ingresar al lugar luego de que una concejal se hiciera cargo de las denuncias presentadas por una vecina, de nombre Mirtha, que escuchaba llantos, gritos y golpes provenientes de la vivienda lindera a su casa.

Las primeras denuncias de Mirtha datan de hace doce años. Sin embargo, cada vez que la policía llegaba al domicilio, “el hermano no les abría la puerta exigiendo una orden de un juez y tampoco lograban escucharse los gritos de Marisa a quien de seguro hacían callar”, aseguró la denunciante.

Cansada de no obtener respuestas, Mirtha se acercó al Concejo Deliberante y así logró que se concrete el rescate de la mujer.

Comments

comments