Una mujer y su hija de 4 años murieron al caer de un edificio en Punta del Este


Cuando todavía no sale del estupor por el asesinato por encargo de un profesor de inglés y las intrigas sexuales puertas adentro de la mansión Gypsy Queen, Punta del Este se sacudió en las últimas horas con otro hecho de sangre.

Una mujer y su hija murieron al caer desde un piso 21 de un edificio en esa ciudad, y aunque en un principio se especuló con la posibilidad de un accidente, ya no hay dudas de que la mujer se suicidó y arrastró en el drama a la niña.

Ella, de 44 años, su marido y la hija de 4 años habían llegado horas antes al balneario uruguayo provenientes de Brasil, de donde eran oriundos, para disfrutar de las vacaciones en el departamento de la hermana de la mujer, como hacían frecuentemente.

Según cuenta el diario El País de Montevideo, minutos antes del hecho trágico el hombre salió del departamento para realizar algunas compras y no se encontraba cuando ocurrió.

Todo quedó registrado por las cámaras de seguridad del complejo. La terraza del departamento tiene colocada una malla en toda su extensión y los policías que llegaron al lugar detectaron que estaba cortada. Es por eso que las autoridades que investigan el hecho sospechan que se pudo haber tratado de un suicidio. El hecho ocurrió en una exclusiva torre en la zona de Playa Brava, a metros del mar, en un edificio que se encuentra entre las paradas 8 y 9 de la rambla Lorenzo Batlle Pacheco.

Con los elementos reunidos hasta ahora se reconstruyó que la mujer salió al balcón que da al fondo del departamento, cortó la red de seguridad, acomodó una silla para poder subirse a una altura que le permitiera tirarse al vacío, abrazó a su hija de cuatro años y saltó junto con ella desde el piso 21 de la torre. Las dos murieron en el acto.

Cuando el esposo, y padre de la niña, volvió de comprar la cena, se encontró con la Policía: lo esperaban para transmitirle el dramático final de su familia.

La Jefatura de Policía de Maldonado indicó que la inspección técnica descartó la posibilidad de un accidente.

El escenario de este drama que se desarrolló el martes a la noche fue la Torre Lobos, junto a la Torre Trump, que aún está en construcción, en la Parada 9 de la Playa Brava.

Sobre las 21, personal de servicio del edificio alertó a los servicios de emergencia que una mujer y una niña habían caído desde lo alto de la torre.

Los médicos confirmaron que madre e hija estaban muertas mientras la policía trataba de entrar al departamento, pero no pudieron hacerlo porque estaba cerrado por dentro. Lograron ingresar a través de una vivienda vecina, pasando por el balcón.

Los policías comprobaron que la mujer había logrado cortar la malla de seguridad y había colocado una silla para subirse con su hija y poder asomarse a la baranda. El hombre informó que su mujer tenía tratamiento médico por problemas depresivos y que en la familia había antecedentes de suicidio, tanto con su madre como con su abuela.

Comments

comments