Vaca Muerta: Activistas encadenados continúan bloqueando acceso a basurero ilegal


Más de 40 activistas realizan una protesta pacífica a pocos kilómetros de Añelo.

Denuncian que dentro de un basural ilegal, la empresa holandesa Shell, junto a Total e YPF arroja desechos petroleros que contienen metales pesados como cadmio y plomo que se liberan al aire y al agua envenenando la zona.

Con el mensaje “Basurero tóxico ilegal. Basta de este desastre” los activistas de Greenpeace resisten haciendo bloqueos y acampando desde hace más de 8 horas para impedir la descarga de residuos peligrosos que ya están causando enfermedades relacionadas con la contaminación del agua y las napas a los habitantes del lugar.

«Llegamos a este punto límite porque no podemos permitir que las compañías petroleras hagan negocios a cualquier costo ambiental y sean verdugos de nuestra tierra» expresó Leonel Mingo vocero de la organización.

Ahora mismo, los activistas se encuentran encadenados y tienen bloqueadores de metal en los brazos.

Están soportando temperaturas muy altas en la entrada y en el interior del predio que alberga piletones de un tamaño equivalente a 15 canchas de fútbol.

Según denunciaron, los desechos van directamente al suelo sin ninguna medida de seguridad ni drenaje. Los basurales se llenan y se desbordan. Y toda esta contaminación ocurre apenas a 5 kilómetros de la ciudad de Añelo, cerca de campos agrícolas y del Río Neuquén. Los vecinos ya no tienen agua potable.

En diciembre de 2017 Shell vertió más de 1 millón y medio de litros en estas piletas de residuos.

«No hay controles. No hay sanciones. Lo que está pasando es muy grave y todos tienen que enterarse» añadió.

«La salud de las personas y el medio ambiente valen más que el petróleo. Pero las empresas siguen adelante con total impunidad», enfatizó.

Comments

comments