Venezuela fue el país más violento de la región en 2018


El informe anual de una ONG revela que hubo 23.047 muertes de los cuales 7.523 casos fueron por “resistencia a la autoridad”. Robo de alimentos, en alza.

 

 

 

Hubo 23.047 asesinatos durante todo 2018 en Venezuela, lo que significa 81,4 homicidios por cada 100 mil habitantes, informó el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV).

“Con esta tasa Venezuela será el país más violento de América Latina y del mundo en consecuencia porque los otros dos países que venían compitiendo en esta terrible primer o segundo lugar son Honduras y El Salvador que tendrán unas cifras muy inferiores a la de Venezuela”, dijo el sociólogo, Roberto Briceño León presidente del OVV, al presentar su informe anual.

León explicó que la leve reducción en la tasa de homicidios con respecto al año pasado cuando sumó 26.616 asesinatos y una tasa de 89 asesinatos por cada 100 mil habitantes, puede ser explicado por diversos factores: “Por una eliminación que se han tenido de los delincuentes por la migración general de país que también ha afectado a las bandas, pero también por un mayor control acerca del registro de la información que hay en el país”.

El informe revela, además, que 7.523 casos de muertes son por “resistencia a la autoridad”, a través de diversos operativos realizados y 5.102 corresponden a la “cifra negra” de homicidios que están en plena investigación. “Con una tasa de 81,4 somos el país más violento y de 335 municipios en 296 la violencia puede ser considerada una epidemia”, aseguró el director.

“Venezuela es un territorio donde se vive por el control de las armas y no por la ley”, enfatizó, para resaltar que la impunidad sigue siendo un elemento importante, pues la tasa de muertes en averiguación se determinó en 37 muertes.

Además comentó que, debido a la crisis que registra el país, donde escasea hasta el dinero en efectivo, “aumentó la delincuencia con nuevos métodos en los últimos meses del año”. “La forma en que se roba ha cambiado”, dijo el director de la ONG.

“Básicamente presenciamos es robo por bienes. Los robos de banco han disminuido. Asaltan ropa, equipos; lo poco que la gente pueda comprar y lo que cargan encima”, dijo. “Incluso actualmente se cometen asaltos por comida o bolsas con alimentos”. Igualmente, destacó que los secuestros también variaron su modalidad debido a que “se volvió complicado pagar en bolívares, es mucha bolsa de dinero y nada práctico”. “Los rescates los exigen en dólares o joyas”, afirma el informe.

 

Comments

comments