Víctor Soto, el asesino de Senillosa, recibió una condena de entre 8 a 15 años de prisión


Víctor Soto fue condenado a prisión por homicidio simple por asesinar al amigo de su pareja en Senillosa. La Justicia le privará de su libertad por 8 o 15 años.

El acusado había sido denunciado por su pareja por violencia de género, por lo que se le había dado una restricción de acercamiento que él no cumplió. En diferentes situaciones ella recibió amenazas de muerte junto a su hija, por lo que existía el temor de alguna actitud violenta aún más grave de las que había sido víctima.

El 13 de noviembre del año pasado la mujer estaba en la casa de su amigo José Moscoso, lugar al que Soto ingresó sin pedir permiso y dirigiéndose hacia la habitación encontró a ambos teniendo relaciones sexuales. Según Víctor, al ver la escena tuvo un estado de emoción violenta que con estudios psiquiátricos se terminó desmintiendo.

La causa explica que el asesino golpeó con un martillo a Moscoso hasta quitarle la vida e hirió a su pareja. Los jueces Carina Álvarez, Martín Marcovesky y Andrés Repetto, terminaron condenándolo por homicidio simple con mayoría de votos. Existía la posibilidad de que se le diera simplemente entre 1 a 3 años de cárcel si fallaban a favor de homicidio en estado de emoción violenta.

 

“Nunca fue mi intención matarlo y cagarme la vida. Sólo quería pelear”; “Los encontré teniendo relaciones y ahí me saltó la chaveta”, explicaba Soto. Dicha versión, el juez Repetto la tomó como válida y falló a su favor.

Comments

comments