Villa La Angostura: La naturaleza aporta, el hombre la contamina


Mucho se quiere hacer en materia de turismo, tanto en nuestra provincia, como en otros lugares del país. Pero a través de los años se ha experimentado una gran contradicción: el negocio del turismo crece, sin reparar en el cuidado del medio ambiente.

Crédito foto Diario Andino.

Crédito foto Diario Andino.

Nuestro hermoso río Limay padece el desinterés de los gobiernos de turno. Tibios avances para frenar la contaminación en las aguas que soportan los desechos que son arrojados sin tratamiento al caudal, atentando contra la salud de la población y del turismo.

Lo sufre la Capital Provincial, Plottier, Senillosa. San Martín de los Andes sufrió la contaminación del Lacar y Villa La Angostura también tiene serios inconvenientes en este sentido.

Sin ir más lejos, el jefe comunal de La Angostura, Roberto Cacault, se reunió ayer con el presidente del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneaminto (Enohsa) el ingeniero Lucio Tamburo (según informa laangosturadigital.com) para analizar proyectos alternativos de menor costo que puedan paliar la crítica situación en los barrios más complicados, como El Mallín y el área Centro. Estos sectores respiran contaminación a diario.

Cacault dijo que «Nación contribuirá a gestionar ese financiamiento para la planta definitiva, pero es un proceso que demandará tiempo».

Dijo que hoy se reunirá con técnicos del Enohsa para evaluar cuáles son las mejores opciones para resolver en el corto plazo los problemas por falta de un sistema cloacal en los barrios más críticos.

Lo cierto es que pasan los años y nada se hace al respecto. Turistas vacacionan cada año ignorando muchas veces que el agua que consumen no posee un tratamiento de potabilización, o que los desechos cloacales van directo a un río o lago, el mismo que, por ahora, disfrutamos.

“Hay que buscar el financiamiento para esa obra en algún organismo de crédito como el BID», manifestó el intendente de Villa La Angostura. Como sea, hay un compromiso con la naturaleza que mucho aporta al hombre en calidad de vida. Ese mismo hombre debería hacer un poco más para cuidarla. Ojalá pronto haya novedades en la Villa que vive una temporada a pleno, porque la naturaleza aporta, pero el hombre la contamina.

Comments

comments