Villa Traful cumplió 76 años de su fundación


Villa Traful es fundada el 30 de noviembre de 1936. Es es una villa turística que se encuentra en el departamento Los Lagos, en la costa sur del lago Traful, al sur de la provincia del Neuquén, en la Patagonia argentina. Se encuentra a 400 km de Neuquén capital. Villa Traful está dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Sus principales sostenes económicos son la pesca y el turismo. Uno de sus mayores atractivos es el denominado «Mirador del Viento», llamado así por el viento que se crea en él debido al acantilado.

Como parte de un proceso que se repitió en las pequeñas villas de la zona conocida como región de los Lagos, Villa Traful ha tenido un crecimiento turístico y edilicio exponencial desde comienzos de los años 1990. Contaba con 503 habitantes (INDEC, 2001), lo que más que duplica los 233 habitantes (INDEC, 1991) del censo anterior.

illa Traful de noviembre a abril (verano austral), junto con la temporada de pesca deportiva, es destino turístico, pero de fácil acceso todo el año. Se toma la RN 237, de la confluencia del río Traful a la villa hay 35 km de ripio en buen estado; de los cuales primeros 20 km, van paralelos al río Traful, por un paisaje de transición entre estepa y el bosque (ciprés de la cordillera). A ambos lados del camino, hay formaciones pétreas de tobas, roca formada por la consolidación de material volcánico. Estos relieves favorecieron la erosión hídrica y eólica. Al cruzar el puente del río Cuyín Manzano, se adentra 5 km por izquierda, atravesando el cajón del río homónimo, con condoreras a la vista. Al final del camino está la escuela y varias casas de pobladores, que venden frutos rojos, chivitos y pan casero.

La gastronomía del lugar no ofrece grandes variantes con respecto a los demás pueblos de la cordillera patagónica, dentro de las cuales se pueden apreciar exquisitos platos de truchas, ciervos y jabalíes ahumados; la preparación de salsas a base de hongos esta muy difundida.

El gran frío reinante y el aporte histórico de inmigrantes alemanes y suizos en la zona, ha llevado a una gran difusión de platos dulces como kuchen (tortas y biscochos alemanes) , apfelstrudel y otras tortas típicamente germanas, chocolates de alta calidad y mermeladas de frutos silvestres.

Todo el territorio es rico en atractivos turísticos naturales o hechos por el ser humano, se destacan las montañas nevadas, los centros de deportes invernales (incluido el esqui), los lagos, los bosques de coníferas y fagaceas, etc. Especialmente interesante es el curioso Bosque sumergido de Traful en el cual se pueden practicar buceos.

Comments

comments