Volvió a su casa de cariló tras varios meses y la encontró usurpada y pintada de otro color


Luego de ocho meses sin poder ingresar al distrito por restricciones de la cuarentena, la titular de una casa en Cariló se encontró con intrusos viviendo en el interior.

Escritura en mano y luego de ocho meses sin poder ingresar al distrito por restricciones de la cuarentena, la titular de una casa en Cariló no solo se encontró con intrusos en el interior. La habían pintado de otro color, construyeron una cascada y entre los vehículos que tenían se pudo constatar que al menos uno tenía chapa patente y numeraciones de motor adulterados.

«Delincuentes al cuadrado», los calificó el intendente local, Martín Yeza, al difundir este caso que tiene origen en enero pasado, cuando los titulares del inmueble ya habían advertido que había gente en el interior. Hicieron la denuncia penal, pero el fiscal la archivó. «Los vecinos y los ciudadanos de la República Argentina no se merecen estos funcionarios públicos», resaltó la máxima autoridad del distrito.

La propiedad se encuentra en Leñatero 565 y quien en los papeles aparece como su titular es Viviana Villena, oriunda de Bella Vista y presidenta de la sociedad anónima que había comprado esa vivienda de espacios cómodos y un parque que se mezcla con los límites del Cariló Golf Club.

«El 5 de enero llegamos, estaba esta gente adentro y para justificarse presentó un contrato de locación muy trucho, por 24 meses y 13.000 pesos por mes», dijo Villena, acompañada por su apoderado, Gustavo Durán. Cuando en marzo se habían ido, la fachada era color crudo. La encontraron en tonos cercanos al bordó y con desconocidos disfrutando de la pileta, entre risas.

En el caso había tomado intervención el fiscal Eduardo Elizarraga, al que Yeza denunció algunos meses atrás por entender que no acompañaba con su gestión y con hechos la tarea que desde el municipio se hace para evitar la usurpación de propiedades en el distrito, tanto lotes como casas.

Comments

comments