Argentina descalificada de la categoría de mercados emergentes: ¿Qué significa esto?


La MSCI tomó la decisión de quitar a la Argentina del grupo de mercados emergentes, y estará acompañada de países como Trinidad y Tobago, Palestina y Zimbabwe.

La decisión que se tomó entre la categoría de mercados emergentes ya había sido anticipada hace más de un año. Todo indicaba que Argentina sería reasignada un nivel por debajo del que ocupaba, como mercado de frontera, pero la decisión fue aún mucho más drástica. Esto se debe al deterioro en la accesibilidad al mercado nacional y a los controles de capitales instalados hace casi dos años. Además, se había dado la advertencia de que la permanencia del cepo cambiario sería un factor primordial para la recategorización, y por el contrario el mismo se endureció aún más.

«Desde septiembre de 2019, los inversores institucionales internacionales han estado sujetos a la imposición de controles de capitales en el mercado de equity de Argentina», dijo este jueves Craig Feldman, miembro del comité de políticas del Índice MSCI. «La severidad prolongada de los controles de capitales sin resolución no está en línea con los criterios de accesibilidad del índice MSCI Emerging Markets. Esto ha llevado a la reclasificación de la Argentina de mercados emergentes a estado de mercados independientes», agregó Feldman en el comunicado. El motivo por el que la decisión es aún más dura que la esperada radica en la expectativa de que si la Argentina pasaba a la categoría de Frontera, podía verse beneficiada por obtener una mayor ponderación en un nivel inferior respecto de la escasa participación que tenía en Emergentes. De hecho, detrás de esa expectativa se explicó en parte el rally que experimentó la renta variable local en las últimas semanas.

Como consecuencia, se considera a la Argentina por debajo de economías como la de Brasil, Chile y Perú. En este caso, compartirá categoría con países como Bosnia, Malta, Panamá, Trinidad y Tobago, Palestina y Zumbabwe. «Los stand-alone son mercados con muchísimos problemas regulatorios y/o políticos y muy poco atractivos para el inversor internacional. Va en consonancia con las medidas y discurso anti mercado llevado adelante por el Gobierno», resumió Maximiliano Suárez, analista de Grupo Bull Market.

Comments

comments