Desbarataron una organización que se dedicaba al contrabando en el norte y sur del país


Desarticularon una banda familiar que se dedicaba al contrabando a gran escala y secuestraron mercadería ilegal y vehículos valuados en cuatro millones de pesos. Fue luego de cinco allanamientos realizados por Gendarmería Nacional en la provincia de Mendoza.

La investigación para dar con esta red familiar se inició hace 17 meses. Luego de tareas de inteligencia se detectó una organización delictiva dedicada al contrabando que operaba en el norte, sur y centro del territorio argentino. A partir de lo investigado, se lograron obtener indicios del accionar de los miembros de la banda, cinco hombres y cuatro mujeres, integrantes de una misma familia.

Con estos datos, los gendarmes efectuaron cinco allanamientos simultáneos en los departamentos mendocinos de Tunuyán y San Carlos. En uno de los domicilios detuvieron a los cabecillas de la banda, dos hombres argentinos y mayores de edad.

En poder de esta organización, los miembros de la fuerza que comanda Gerardo Otero hallaron 50 camperas de industria extranjera de diferentes marcas, 115 pares de zapatillas, más de 200 remeras deportivas, 582 pares de medias, 206 pares de gomones, documentación de AFIP y facturas.

A su vez, los efectivos secuestraron ocho vehículos que la banda utilizaba para el traslado de la mercadería hacia varios puntos del país, más de 200 mil pesos argentinos, 430 mil pesos chilenos, 1600 dólares, soles peruanos y pesos bolivianos y documentación de interés para la causa (movimientos bancarios, boletos de compra venta de inmuebles y vehículos, resúmenes de transacciones, agendas y celulares).

Interviene el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nº 1 de Mendoza, a cargo de Walter Bento, Secretaría Penal “C” de la Dra. Mariela Andia.

Comments

comments