El CPE decidió abrir las puertas de las escuelas a pesar del alerta


La ciudad de Neuquén fue una de las más afectadas por el temporal de viento que azotó la región durante todo el día de ayer. A pesar de que el alerta había sido anunciado con anticipación, el lunes hubo clases normalmente en los turnos matutino y vespertino. Recién esta mañana se suspendieron, pero el CPE comunicó que se dictarán clases normalmente por la tarde y noche.

destrozos por el viento en Neuquén

Más de 40 árboles fueron tirados por el viento. Foto gentileza Matías García.

El Servicio Meteorológico también anunció fuertes ráfagas que superarían los 75 kilómetros por hora para esta tarde, pero desde el Consejo Provincial de Educación no adoptaron la misma medida que en Plottier y Senillosa, de suspender las actividades.

La información ha sido muy confusa y las decisiones que se han tomado de última hora, complicaron a miles de padres que dejaron esta mañana en los establecimientos escolares a sus hijos, pero que tuvieron que retirarlos a la media hora por disposición del CPE.

Lo inexplicable es que se anunció desde el mismo organismo la suspensión de todas las actividades escolares en Plottier y Senillosa, pero en Neuquén se habla de clases normales para esta tarde.

En la capital provincial se sintió la furia el fenómeno climático. Hubo dos focos de incendio, cayeron más de 40 árboles, chapas que fueron arrancadas de los techos de varias viviendas, provocando cortes de luz en sectores del oeste. Carteles de publicidad también tocaron el suelo por el impacto del viento, milagrosamente sin registrarse heridos.

El dicho popular «hasta que no haya un muerto no aprendemos», se hace evidente una vez más. Roguemos que todo vuelva a la calma y el alerta no pase de eso.

Comments

comments