Israel pide a su población mantenerse lejos de las playas por un derrame de petróleo en el mar


Las autoridades de Israel están tratando de localizar la fuente de un presunto derrame de petróleo que ha sido descrito como uno de los desastres ecológicos más graves que ha azotado el país y que amenaza la vida silvestre.

El gobierno de Israel aconsejó el domingo a la población que evitara todas las playas del Mediterráneo de norte a sur debido a la contaminación por un vertido de alquitrán que ha llegado a la costa. La advertencia se produjo a raíz de un derrame masivo de petróleo que se sospecha que ha provocado la muerte de muchas criaturas marinas, incluida una ballena cuyo cuerpo llegó a la costa israelí el jueves.

Un aviso conjunto emitido por los ministerios de Salud, Interior y Protección del Medio Ambiente pedía a la población «no ir a las playas a nadar, ni hacer deporte o actividades de ocio hasta nuevo aviso». «La exposición al alquitrán podría perjudicar la salud pública», decía el mensaje.

Varios miles de personas acudieron el sábado a las playas de la costa mediterránea para ayudar en la limpieza, pero varias fueron hospitalizadas tras, al parecer, inhalar gases tóxicos.

Por ello, la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel pidió a los voluntarios que se sometieran a un proceso de registro y formación en materia de seguridad.

La causa de la contaminación -que incluye decenas de toneladas de alquitrán derramadas en el mar- no estaba definitivamente clara y se está todavía investigando. El jefe de la Autoridad de Parques, Shaul Goldstein, lo calificó el sábado como el «peor desastre medioambiental de Israel en una década».

La ministra de Protección del Medio Ambiente, Gila Gamliel, dijo que se había identificado un vertido de petróleo a unos 50 kilómetros de la costa hace una semana, y que uno de los 10 barcos que estaban en la zona en ese momento podría haber sido el responsable.

Desde el norte de Haifa hasta el sur de Ashkelon, cerca de Gaza, se podían ver franjas negras a lo largo de la costa mediterránea. En la Reserva Natural de Gador, cerca de la ciudad norteña de Hadera, el alquitrán manchó peces, tortugas y otras criaturas marinas.

El Ministerio de Protección Medioambiental dijo el sábado que en un vuelo de observación se encontraron vertidos de alquitrán en dirección a varias playas de Haifa. Las zonas afectadas se encontraban a una distancia de entre 200 y 500 metros de la orilla, y el ministerio dijo que estaba estudiando su respuesta.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y la Autoridad de Parques y Naturaleza dijeron que los militares ayudarán a limpiar el derrame.

El jefe del Estado Mayor de las FDI, Aviv Kohavi, y el jefe de la Autoridad de la Naturaleza y los Parques, Shaul Goldstein, han acordado que «a partir de esta semana, miles de soldados de las FDI ayudarán a los trabajadores y voluntarios de la Autoridad de la Naturaleza y los Parques a cartografiar las zonas dañadas por la contaminación de petróleo, a limpiar las playas y a eliminar» los contaminantes, según un comunicado conjunto.

Comments

comments