Las medidas de Macri impactan de lleno en las provincias


Las medidas que tomó el presidente Mauricio Macri para atenuar el impacto de la devaluación poselectoral tendrán un alto costo fiscal para las provincias.

Según distintos cálculos, esos distritos dejarán de percibir decenas de miles de millones de pesos por la baja de los impuestos coparticipables y por el congelamiento del precio de los combustibles.

Entre el jueves y ayer, Macri anunció una serie de medidas que, según sus propias palabras, están destinadas a mitigar el impacto inflacionario de la devaluación luego de las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias del domingo pasado.

Mediante decretos y resoluciones, el Presidente decidió la suba del 20 por ciento del mínimo no imponible para el Impuesto a las Ganancias, la reducción del 50 por ciento de los anticipos de ese impuesto entre octubre y diciembre y la devolución de lo pagado para septiembre a los monotributistas. Además, dispuso el congelamiento de los combustibles a valores del viernes de la semana pasada y la eliminación del IVA para los productos de la canasta básica alimentaria.

El costo real aún no se pudo mensurar. Algunas fuentes hablaban ayer de unos 50 mil millones de pesos. Pero el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo que las provincias pierden “1.500 millones de dólares de recaudación fiscal con esas decisiones”.

Según cálculos realizados por el Consejo Federal de Impuestos (CFI), compuesto por los ministros de Economía de las provincias, el costo fiscal que deben afrontar las jurisdicciones provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sólo por Ganancias es de 29.654 millones de pesos.

Si se excluye a la Capital Federal, son 27.989 millones de pesos menos los que dejarán de recibir las provincias en concepto de coparticipación.

En ese cálculo no está incluido el impacto que tendrá la eliminación del IVA a productos de la canasta básica. El 89 por ciento de ese impuesto se coparticipa a las provincias.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) calculó en 11.300 millones de pesos el impacto del IVA, y lo coparticipable serían entonces unos 10 mil millones de pesos.

En el caso de Córdoba, desde el Gobierno provincial indicaron que el cálculo inicial de la pérdida de ingresos coparticipables hasta fin de año coincide con lo estipulado por Iaraf: unos 2.935 millones de pesos. No obstante, otras fuentes lo ubicaron en unos 3.200 millones de pesos, el equivalente al cuatro por ciento de la recaudación mensual en promedio para el período septiembre-diciembre de este año.

Si el dato final es este último, son apenas 200 millones de pesos menos que lo que se proyecta recaudar en todo el año en concepto del Impuesto Automotor.

Desde el Gobierno de Córdoba no hubo un pronunciamiento oficial sobre cómo se piensa subsanar esa merma en los ingresos, y tampoco se formularon críticas a la Nación. Eso sí ocurrió en otras provincias.

En tanto, gobernadores patagónicos anticiparon que recurrirán a la Justicia por el impacto que tendrá en las arcas provinciales el congelamiento en combustibles.

El fiscal de Estado neuquino, Raúl Gaitán, dijo en medio locales que se presentará el lunes próximo en la Corte Suprema de Justicia de la Nación con una demanda de inconstitucionalidad contra el congelamiento del precio del crudo y del dólar para el sector petrolero.

Comments

comments