Los combustibles suben un 6% y sería el penúltimo ajuste del año


La suba empezará a regir a partir de las 0 de este sábado. El incremento acumulado del año oscilaría en torno al 26%.

A partir de este sábado, YPF aplica un nuevo aumento a sus combustibles, que en este caso suma un 6,3 por ciento. El rumor del incremento había llegado ayer por la tarde a las estaciones de servicio. Una vez que la petrolera estatal lo incorpore en los sistemas de los expendedores, el resto de las marcas aplicará un incremento similar.

Esta suba forma parte del programa de incrementos que anunció tiempo atrás YPF, que arrancó con siete por ciento a partir de marzo y que finalizará cuando el acumulando total alcance el 18% promedio. Pero en el acumulado del año, oscilaría en el 26%.

La promesa del presidente de YPF, Pablo González, y del CEO, Sergio Affronti, es que después de este proceso la petrolera no volverá a tocar los precios hasta fin de año.

Por su parte, el secretario de la Cámara de Empresarios del Combustible, Raúl Castellano, asegura que en lo que va del año el salto promedio en los precios acumula 22 por ciento, ya que deben computarse los distintos ajustes que se hicieron a los biocombustibles y al componente impositivo del producto.

“En general, los combustibles corren parejo con la inflación; entre 2016 y 2020 ambos subieron alrededor de 200 por ciento”, agrega Castellano.

Del total del 18%, en marzo se produjo una suba de 7%, ahora se añade el 6,3%, por lo cual se estima que en mayo el incremento se situará en torno del cinco por ciento. Contando todos los ajustes que se aplicaron desde que comenzó 2021, en seis ocasiones se modificaron los valores de los surtidores.

Para conseguir la luz verde de la Casa Rosada, YPF adujo que necesitaba con urgencia recomponer sus ingresos para invertir en la producción de gas y petróleo.

La alternativa a no llevar esa mayor presión a los bolsillos de los usuarios pasaba, dicen en la petrolera estatal, por incrementar la importación de ambos hidrocarburos con un golpe adicional a las reservas monetarias en dólares.

Sin salida a ese esquema, Alberto Fernández aprobó el plan de González en un escenario complicado por el impacto que podría tener en materia inflacionaria.

Los flojos márgenes de rentabilidad, la devaluación del peso y el precio internacional del petróleo son las principales causas de las complicaciones financieras de YPF.

Comments

comments